facebook icontwitter
logo icon

Historias de impacto

Abriendo la puerta a la esperanza | Paraguay

HISTORIA PARAGUAY OCT19Juan Olmedo y Raquel Caballero están casados desde hace varios años. Ellos viven en el Asentamiento la Esperanza, en Paraguay, y aunque ellos habían escuchado de Dios en el catolicismo, aseguran que no lo conocían de verdad. Sin embargo, una vez que se acercaron a Dios por medio del Evangelio; ellos sintieron en su corazón una carga por trabajar con los niños de ese lugar.

“Al ser un asentamiento, hay gente con muchos problemas de violencia y alcoholismo. Siempre se escuchan peleas entre diferentes grupos y aún entre la propia familia. La falta de preparación escolar de la gente en la zona también ha hecho difícil la convivencia”, asegura Juan.

Con este sentir en su corazón y al ver la necesidad de la zona, decidieron trabajar con la iglesia local y el plantador de la zona para seguir avanzando y ver una obra establecida en su hogar.

Este matrimonio ha sido testigo del cambio transformador que trae Cristo y como el Espíritu de Dios se ha encargado de ir preparando los corazones. Juan cuenta que no solo han tenido la oportunidad de compartir con los niños sino también con los padres de ellos.

“Me impacto la conversión de una familia”, cuenta Juan, “porque en medio de una pelea violenta, le dimos refugio a este grupo para que no fueran agredidos y aunque los persiguieron hasta nuestra casa y lanzaron piedras y palos, ese momento les dije que esto no se podría solucionar por la fuerza sino por el poder de Jesús. Ese momento les presente como su Salvador y oramos por ellos. Eso cambió sus vidas y aceptaron a Cristo. Uno de ellos cambió drásticamente y cambio con su familia en el trato que les daba. Ahora está compartiendo con su hermano que también quiere escuchar el evangelio”.

Para Juan la necesidad del Evangelio en este asentamiento es muy grande porque asegura que la gente está muy confundida con el pecado, pero empieza a cambiar a con su familia y después a compartir a otros una vez que lo aceptan. Por esta razón seguirá trabajando para que más se acerquen a Dios.

Para Raquel la transformación no ha sido solo en la vida de la gente de la comunidad sino en sus propias vidas. “Entre nosotros también hay una diferencia porque estar compartiendo con ellos ayuda bastante y nos ha fortalecido”.

Un evangelio integral | Costa Rica

Omar CarmonaOmar Carmona es el Secretario de Plantación de Iglesias para la Iglesia de Dios de la Profecía en Costa Rica y cuenta que hay mucha necesidad en casi todo el sentido de la palabra. "Tenemos pueblos donde no hay iglesias, de ninguna denominación. Aunque muchas están en el centro, no necesariamente en zonas rurales, y a raíz de la necesidad de las comunidades, donde hay mucho crecimiento, y nosotros vamos conociendo y  pensando que ahí deberíamos tener una iglesia".

"También hay mucha violencia, en lo personal estoy plantando una iglesia en un pueblo que se llama ‘El infiernillo’, es muy violento. Es una comunidad donde tú miras niños de 12, 14 años drogándose, tomando alcohol. Hijos de papás alcohólicos o drogadictos que no viven en una casa sino debajo de latas. La violencia está creciendo y ellos ven la necesidad de robar o pedir. Gracias a Dios estamos plantando la iglesia ahí", cuenta él. 

Por esta razón Omar cree que es indispensable seguir impulsando la plantación de iglesias como parte del llamado a impactar cada comunidad, pero asegura que es necesario no sólo conocer las necesidades sino también responder a ellas como respuesta de la iglesia, asegura él.

Aunque reconoce que el desafío de impulsar esta visión no es fácil pues muchas veces no requiere el compromiso del plantador sino también el del pastor de la iglesia local y del liderzgo de la denominación no sólo para apoyar este trabajo de obreros locales sino también para acompañarlos en el proceso.

Venciendo los desafíos | Belice

 

El pastor Pedro Díaz es Director de plantación de Iglesias en Belice para su denominación, Iglesia de Dios de la Profecía y cuenta que la visión de plantar iglesias fue implementada en su denominación a partir del 2012, después que su liderazgo participara en un evento sobre plantación de iglesias, organizado por la Red de Multiplicación. “En este evento recibimos la estrategia y herramientas que proporcionan y fuimos desafiados con las visión de plantar iglesias”, asegura.

“Regresamos con una visión más definida de como plantar iglesias. El obispo Esteban Somoza, Supervisor Nacional, convocó a todo el liderazgo y así iniciamos el proyecto de plantar iglesias usando las herramientas de la Red y nos propusimos una meta de cincuenta iglesias para el año 2020”, cuenta pastor Pedro.

Belice octUna vez que iniciaron los procesos de sensibilización, muchos de los pastores locales decidieron ser parte de esta visión. Como resultado de este inicio, varios plantadores entraron en el entrenamiento.

“Yo definiría la plantación de iglesias como una oportunidad de alcanzar a más personas para el Reino de Dios y establecerlas en el cuerpo de Cristo, la Iglesia, y mediante la visión de más iglesias pudimos involucrar a otros líderes”.

“Nuestra denominación en el año 2012 tenía 16 iglesias organizadas y 3 iglesias pequeñas en desarrollo de crecimiento. Actualmente creemos que hemos duplicado el número de iglesias organizadas y estamos proyectando 12 nuevas obras mediante los procesos de plantación. Creemos que llegaremos a la meta establecida antes de lo pensado”, asegura este coordinador de plantación de iglesias".

Aunque para la denominación, el contexto en Belice ha sido un desafío ya que tiene una población de diferentes culturas y diferentes nacionalidades, también la falta de medios prácticos para prepararse ha hecho que esta denominación no haya crecido de manera intencional, sin embargo, ahora están movilizando y viendo lo que Dios está haciendo.

“Tenemos como expectativa y compromiso seguir sensibilizando y capacitando líderes para que salgan nuevos plantadores, capacitar líderes multiplicadores, capacitar líderes pastores para que pastores las nuevas iglesias y ser agentes del Reino de Dios comprometidos con la Gran Comisión del Reino de Mateo 28 :19-20”, asegura pastor Pedro Díaz.

Alineando la visión | Ecuador

teodoro flores

Teodoro Flores es pastor para las Asambleas de Dios desde hace algunos años y cuenta que en sus años de ministerio ha plantado alrededor de dos iglesias de manera empírica, sin un proceso o guía.

Pero cuando el Coordinador de Plantación de Iglesias de su denominación, Reverendo Franklin Páez le invitó a ser Coordinador de plantación para la Zona Costa y a participar en el retiro de entrenamiento, Teodoro aceptó sin dudar.

“En este retiro he podido ver la pasión y el compromiso de todos lo que son parte de este llamado de plantar iglesias y junto al liderazgo de mi región pudimos establecer la estructura de plantación para ir coordinando y empezar a capacitar a los futuros plantadores”.

“Creo que esto sería una de las grandes respuestas porque como pastores de iglesias siempre le pedimos a Dios que nos ayude tratando de ver como aprender y creo que Dios me está alineando a esta visión”.

Él también ha logrado identificar entre el liderazgo de su iglesia a tres familias con las cuáles planea iniciar el proyecto de plantación, pero algo que también le motiva es saber que las once zonas que son parte de la Zona Costa han mostrado interés en la plantación de iglesias, donde los pastores de varias iglesias locales están interesados en ver esos frutos.

De lo imposible, a una iglesia plantada | Paraguay

SEP 18Diosnel Roman Ramirez es plantador del Concilio de las Asambleas de Dios en Paraguay. Actualmente está plantando la iglesia en el barrio San Antonio, en la ciudad de Itagua.

Este plantador cuenta que fue motivado por el pastor de su iglesia local para entrenarse en plantación de iglesias. Esto impacto la vida de Diosnel en gran manera. “Salimos a pensar diferente. Anteriormente pensábamos e un edificio como iglesia, después vimos que la Obra se empieza con la gente”, asegura.

“Salimos a realizar el diagnóstico de la comunidad y pude ver drogadicción, alcoholismo, religiosidad y ataduras espirituales”, cuenta él, “pero al evangelizar les dejimos que no traemos religión sino salvación”.

Parte del trabajo con la iglesia local en esta nueva obra ha sido el trabajo en la comunidad. Esto ha impactado a este barrio y ha hecho que la gente les reciba en sus casas y escuchen la Palabra de Dios.

“De apoco aceptaron la predicación y Dios nos dio la sabiduría para llegar y usar las herramientas que nos dieron durante el curso de plantación. Ahora estamos todos los hermanos entusiasmados y expectantes. Están animados y vemos que la gente está respondiendo. Hay gente nueva que está viniendo a ver qué está pasando”.

Pero Diosnel recuerda que uno de los principales desafíos como plantador ha sido vencer el temor y los obstáculos. “Cuando empezamos, esto era duro y se veía imposible. Nos animamos entre todos. Empezamos de cero y Dios empezó a darnos los recursos que necesitábamos”, recuerda.

Gracias al cambio de paradigma en su iglesia local, ahora el barrio de San Antonio ha podido celebrar el nacimiento de su propia iglesia. Ahora Diosnel dice que es clave valorar más los grupos pequeños porque de éstos pueden salir multitudes, y es ahí donde nace la iglesia, ya no desde el templo.

“Nuestra visión es que esta iglesia sea relevante y que impacte a esta comunidad en todo sentido porque el Evangelio es integral”, agrega él y asegura que: “si la iglesia ora y clama, Dios atrae los recursos y abre las puertas para que el Evangelio pueda extenderse”.

info@reddemultiplicacion.com